Consejos para despedirte de tu zona de confort

Piensa en los momentos más increíbles de tu vida, los que tienen más sentido para ti. Mientras permaneces allí, te darás cuenta de que ocurrieron mientras estabas fuera de tu“zona de confort”.

Probar algo nuevo, desconocido, trae más emociones y mayor emoción al evento. Estas experiencias nos dejan con un mayor sentido de logro y satisfacción que simplemente hacer lo mismo todos los días.

Sin embargo, a menudo somos reacios a adoptar este enfoque. Porque en verdad, la llamada “zona de confort” no tiene tanto que ver con la comodidad (en realidad es más bien lo contrario) que con nuestro miedo a ir hacia lo que desconocemos.

  • Toma conciencia de lo que está fuera de tu zona de confort

En otras palabras, ¿cuáles son las cosas que crees que vale la pena hacer pero que no estás haciendo por miedo a la decepción o al fracaso? Dibuja un círculo y escribe estas cosas fuera del círculo.

Este proceso no solo identificará claramente sus genes, sino también lo que se encuentra en esta famosa zona de confort. Ahora escribe lo que has identificado como actividad “cómoda” dentro del círculo.

  • Sé claro acerca de lo que estás tratando de superar

Toma una lista de las incomodidades y ve más allá. Recuerda, la emoción principal que estás tratando de superar es el miedo. ¿Cómo se aplica este miedo a cada situación? Sé muy específico.

  • Siéntete cómodo con la incomodidad

Una forma de salir de tu zona de confort es expandirla, literalmente. Regálate el objetivo de evitar huir de esas situaciones que le causan incomodidad.

Mantengámonos en el tema de las interacciones sociales. Si empiezas a sentirte un poco asustado cuando hablas con alguien que acabas de conocer, intenta quedarte un poco más de lo normal con esa persona. Si te resistes lo suficiente y practicas con la suficiente frecuencia, comenzará a ser menos incómodo.

  • Ver el fracaso como una educación

Muchos de nosotros tenemos tanto miedo al fracaso que preferimos no hacer nada en lugar de apuntar a nuestros sueños. Comienza a pensar en el fracaso como una fuente de aprendizaje en lugar de culparlo. ¿Qué aprendiste de esta experiencia? ¿Cómo puedes tomar esta lección a tu favor para aumentar las posibilidades de éxito la próxima vez?

  • Prueba, un paso tras otro

No apuntes demasiado alto desde el principio (a menos que realmente te sientas capaz), puede que te desanimes si fallas. Da pequeños pasos hacia el miedo que estás tratando de superar.

Si quieres hablar en público, por ejemplo, comienza aprovechando cada oportunidad para hablar con pequeños grupos de personas. Entrena primero con familiares y amigos y luego amplíate rápidamente con extraños.

LO ÚLTIMO

Mitos y verdades sobre dejar de fumar

Es imposible encontrar alguien que no conozca los efectos nocivos del tabaco. De hecho, cada vez que se lleva a cabo un...

Comer fruta reduce el riesgo de diabetes

A pesar de los beneficios para la salud bien reconocidos del consumo de fruta fresca, persisten incertidumbres sustanciales sobre sus efectos potenciales sobre...

Tipos de diabetes y cómo vivir con ellas

Te presentamos algunos datos para conocer un poco más sobre la Diabetes y cómo vivir con ella. Es posible...

5 Consejos para el cuidado de la pala de pádel

La compra de una pala de padel es una decisión importante. Su durabilidad determinará que puedas estar más o menos tiempo disfrutando de tu...

Baja forma física, riesgo de muerte asegurado

No hace falta que os digamos que el ejercicio físico es bueno en todos los ejemplos que podamos dar del mismo. Hay que introducirlo...

RECIENTES